La organización gremial representante de la industria de la ciencia de los cultivos, Croplife Latin América califica a la plaga de la Broca (Hypothenemus hampei) como el principal enemigo de los cafetales. Puesto que, las fincas cafetaleras han sufrido demasiados daños durante el 2019-20 y por ende, una pérdida económica de $500 millones de dólares anuales. Esto ha provocado una disminución de la cosecha y cualidades físicas del grano que afecta la inocuidad de la bebida debido a la presencia de ochratoxinas.

Córdova afirma que la plaga dañará futuras cosechas para el 2021, y se incrementará respecto al 2020. Asimismo, espera que se haya controlado la plaga mediante fertilizantes y otros procesos de cultivo.

Amauta State, conversando con agricultores de café, coinciden que dependerá de las facilidades que se den en la zona de producción para producir eficientemente.

La plaga se controla mediante cuatro métodos; el cultural, que se monitorea desde el cultivo, se atiende la cosecha evitando permanencia de fruta en la planta o suelo, eliminación de cafetales abandonados, regulación de podas, fertilización adecuada, registro de floración. El control biológico se realiza mediante el uso de “enemigos naturales” como parasitoides, patógenos u otros hongos. Por otro lado, el control etológico, reduciendo la población plaga con trampas. Por último, el control químico aplicando insecticidas.

Fuente: Revista Agronoticias – Edición N°479

Si te gustó el artículo, coméntanos y sigue nuestras redes

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *